James Derulo's

Portfolio

Los Pozos Anhelantes

Leave a Comment
Esta es una historia que intenté escribir hace tiempo pero en la que me atranqué y no he sabido continuarla. La dejo aquí a ver si alguien le puede sacar más provecho, si es que es aprovechable, o por si podéis darme alguna idea para continuarla y eliminar el bloqueo. La historia está pensada en un ambiente de fantasía pero creo que también se podría adaptar en un ambiente de ciencia-ficción.

Darmor es un guerrero que trabaja habitualmente como guardaespaldas de caravanas en las zonas limítrofes de las tierras anhelantes. En su último encargo, la caravana que protegía fue atacada por una de las tribus anhelantes. Son un pueblo guerrero que entrenan a sus niños desde que pueden empuñar un arma. Además tienen una curiosa costumbre: no aplican la pena de muerte en ningún caso.
Cuando apresan a un enemigo o hay un delito grave, arrojan al sujeto a un pozo de diez metro de profundidad con forma de embudo (la parte estrecha arriba). Las paredes del pozo son de un tipo de tierra que se desmenuza con tocarla, por lo que es prácticamente imposible salir de ahí. Los condenados a los pozos son arrojados con todas sus armas y no son vigilados, la tribu se olvida de ellos. Si un condenado consigue salir del pozo se le trata con el mayor respeto e incluso se le entrega el mayor tesoro de la tribu: el mejor de los que van a ser, i.e, el mejor de los que van a convertirse en miembros de pleno derecho de la tribu al cumplir los 15 años.





Darmor es el único sobreviviente del ataque a la caravana y es arrojado a un pozo. Por supuesto, él tenía que conseguir escapar, pero aquí fue mi primer atranque ¿cómo lo consigue? 

Luego pensé que, en la oscuridad del pozo, Darmor recibe ayuda. Un chaval se desliza dentro del pozo con ayuda de unas cuerdas y lo ayuda a escapar, alejándose antes de que nadie descubra nada. En cuanto el muchacho desaparece, Darmor se acerca a una hoguera y los miembros de la tribu lo saludad con respeto deponiendo sus armas ante él. Al día siguiente, en la ceremonia que se organiza, Darmor se asombra al descubrir que se le entrega al muchacho que le salvó.

A partir de aquí es donde se me complican las cosas. Tengo claro que Darmor vuelve a su civilización, donde obtiene grandes honores y una buena posición por ser el único que ha escapado de los pozos y llevar una prueba viva para demostrarlo. ¿qué pasa a continuación?

He pensado en dos opciones:

En la primera el muchacho crece y aprende junto a Darmor. Al morir éste, el muchacho vuelve a las tierras anhelantes e intenta unificar las tribus. 

En la segunda, el muchacho abandona a Darmor cuando cumple, más o menos, 19 y ha conseguido una gran destreza como guerrero. Es más, gracias a la posición que había alcanzado Darmor, podría apoderarse de un objeto de poder del reino (no tiene que ser mágico, podría simplemente ser simbólico). Es entonces cuando vuelve con las tribus, las unifica y lidera una invasión. Darmor deberá detenerlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario